viernes, 9 de diciembre de 2016

Feliz cumpleaños, coronel Dax

Hace más de siete años, cuando este planeta tenía (más) vida, publiqué una reseña sobre 'Senderos de gloria', obra maestra de Kubrick que tenía a Kirk Douglas como cabeza de reparto. La productora de aquella cinta era la del propio Douglas, a la que puso el nombre de su madre, Bryna, y cuya labor ayudó, según reconoce el propio actor estadounidense, a acabar con las listas negras de Hollywood, como reconoce en esta entrevista publicada por La Vanguardia.
En 'Senderos de gloria' Douglas encarna al coronel Dax, un célebre abogado criminalista francés al que se le asigna un puesto de máxima responsabilidad en el frente durante la I Guerra Mundial. Dax compendia un buen puñado de valores: la honestidad con sus hombres, el compromiso con su obligación, el espíritu crítico con sus superiores, el sentido común frente a la orden sinsentido... Douglas tuvo en el personaje un filón para sus dotes actorales. Junto a la suya, aquella película atesoraba otras interpretaciones memorables, como la de Adolphe Menjou, en el papel del general George Broulard, tan embaucador, tan manipulador, tan cínico.
Hoy Kirk Douglas cumple 100 años (estupenda esta aportación de David Torres en Público), y para mí siempre será Dax, siendo también como fue Espartaco, o Vincent Van Gogh, o Chuck Tatum, aquel periodista engreído y sin escrúpulos de 'El gran carnaval'. Felicidades, actor.

PD1: El perfil del coronel Dax está extraído del blog 'Papeles de cine'.
PD2: El tiempo en la red hace estragos con los enlaces. Este Planeta Historia, tan poblado de ellos, sufre los embates del tiempo y en más ocasiones de las deseadas, aquellas invitaciones a explorar otros territorios hoy no llevan a ningún sitio. Una pena.
PD3: Bien creía que este año este planeta quedaría yermo, así que tengo que dar las gracias al ácido desoxirribonucleico de Kirk, o lo que sea que le haya llevado a cumplir un siglo de vida.


domingo, 1 de noviembre de 2015

"Hasta donde yo sé, inmediatamente, sin demora"

La frase que encabeza esta entrada precipitó la Historia. La pronunció, en el transcurso de la rueda de prensa que tenéis relatada justo debajo de esta entrada, Günter Schabowski, quien hoy ha fallecido (recojo el enlace de Europa Press), y con la que abrió la puerta para derribar el Muro. Ha tenido que ser, pues, una noticia relacionada con la anterior entrada, la que haya hecho que este Planeta silente se renueve. Para los políglotas, aquí va la noticia publicada por Spiegel-Online.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Las preguntas no cuentan, cuentan las respuestas

Son muchas las posibilidades desde las que poder abordar una efeméride como la del día de hoy, el vigésimo quinto aniversario de la caída del Muro de Berlín, pero me gustaría en esta ocasión lo hiciéramos recopilando algunos documentos periodísticos, actuales o históricos, sonoros o audiovisuales, siguiendo un hilo conductor principal: estar en el momento justo en el lugar adecuado. Y quiero que la primera de estas historias se refiera a Riccardo Ehrman, el periodista del que dicen que cambió el rumbo de la Historia con sus preguntas en una rueda de prensa celebrada el 9 de noviembre de 1989, presagiando la ansiada apertura de la puerta del muro que dividía Berlín.

Imagen de la rueda de prensa en la que se anunció la posibilidad de atravesar
el Muro de Berlín en cualquier dirección, y en la que participó Riccardo Ehhrman.
De Ehrman quiero dejaros dos enlaces en los que podréis ver varios vídeos donde el propio periodista italiano explica las circunstancias de aquellos hechos que vivió con tanto protagonismo: este de RTVE grabado con motivo del vigésimo aniversario, y este, actual, publicado por El Mundo.
Sin embargo, Ehrman siempre ha restado importancia a las preguntas que formuló en aquella rueda de prensa, incidiendo en que fueron las respuestas las que elevaron la importancia de sus cuestiones. El título de esta entrada es una frase que él mismo ha vuelto a repetir en la entrevista que ayer sábado, 8 de noviembre, concedía al programa de la Cadena SER 'A vivir que son dos días', y que podéis reproducir en este audio:



La segunda historia es la de un equipo de Televisión Española que fue testigo del momento exacto de la apertura del Muro, siendo la única televisión del mundo en recoger el histórico acontecimiento. A veces la intuición y la suerte se alían para conseguir el éxito:



La página de RTVE de donde se ha sacado este documento tiene más vídeos y textos que quizá puedan ser de vuestro interés. 
Y quiero recomendaros un último vídeo para finalizar: el reportaje ofrecido por 'Informe Semanal' en 1989 dedicado a la caída del Muro, sumamente interesante por la inmediatez del trabajo. Son casi 20 minutos que creo que merecen la pena.
Una búsqueda simple en Google seguro que os ofrecerá un montón de posibilidades de acercaros al tema del Muro de Berlín desde diferentes ángulos, pero entiendo que estas propuestas que os he dejado aquí pueden aportaros enfoques de interés para que podáis aproximaros al tema con los ojos de quienes nos contaron la Historia siendo testigos presenciales.

 

domingo, 4 de mayo de 2014

GI (y XI) Decreto al pasado

Reconozco que esta entrada tenía que haber llegado unos días antes, concretamente el 17 de abril, pero reconsideré el asunto pues, a pesar de que no es difícil encontrar ese día, pero de 1814, como el del final de la contienda, fueron varios los acontecimientos de importancia que se sucedieron en aquella primavera, siendo el decreto de 4 de mayo el que certificó el regreso del absolutismo a la política española, por lo que tomo esta fecha como referencia final para cerrar esta serie dedicada a la Guerra de la Independecia. O al menos a esta sucesión recordatoria de efemérides, pues quizá regrese en algún momento al asunto de la denominación de la contienda, a la que también se dedicó una entrada, pero que quizá merezca una continuación en el futuro.
Tras el Tratado de Valençay (perdón por la segunda autoreferencia, y más aún estando tan próxima a esta aportación), el Deseado entra en España el 24 de marzo pero no se dirige a Madrid, como se había establecido por la regencia, sino a Valencia, adonde llega el 16 de abril. Allí Fernando VII "recibió dos sustanciales apoyos para sus propósitos de restablecer la situación truncada en 1808: el general Elío, capitán general de Valencia, pronunció un discurso favorable al restablecimiento del poder absoluto, y un escrito firmado por un tercio de los diputados elegidos en 1813 sirvió al rey para retornar al régimen absolutista anulando toda la obra legislativa y constitucional realizada por las Cortes de Cádiz", en palabras de Santos Juliá en la Historia de España (p. 347), editada por Espasa Calpe en 2006, en la que compartió autoría con Julio Valdeón y Joseph Pérez. De la acción de Elío se dice que fue el primer Pronunciamiento militar de la Historia contemporánea española, y tuvo lugar a mediados de abril de 1814; al escrito referido por Juliá le conocemos con el nombre de Manifiesto de los Persas, firmado el 12 de abril, y en él se solicitaba al monarca el regreso del Antiguo Régimen y la anulación de toda la acción legislativa de las Cortes de Cádiz.
Así lo hará Fernando VII con su Real Decreto de 4 de mayo, hace hoy justamente 200 años (aquí comentado, aquí completo para que lo podáis descargar en PDF).
Y a partir de ahí la represión, el regreso al pasado, el inicio de uno de esos períodos de la Historia de España donde es difícil encontrar alguna luz entre tanta oscuridad.
El retrato que encabeza la entrada corresponde al general Elío, realizado por Vicente López Portaña, y que se conserva, según la referencia consultada, en el Museo de Bellas Artes de Valencia; el documento es la portada del Manifiesto de los Persas.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Una reflexión sobre el sistema educativo

Esta es una entrada atípica en nuestro planeta, pero no descarto abrir una vía que dé cabida a vídeos como el que sigue, y/o materiales que puedan ser objeto de análisis y reflexión en los tiempos revueltos que vivimos.