miércoles, 2 de abril de 2008

Regreso a 1929

La economía estadounidense está ocupando las primeras páginas de la prensa mundial desde hace unas semanas, y no precisamente por sus buenos resultados. Los últimos meses de la administración Bush prometen ser un rosario de dificultades financieras, que están agravando la ya de por sí deteriorada imagen de un presidente que, si no varían las cosas (y no parece que así vaya a ser), saldrá de la Casa Blanca sin haber resuelto el conflicto en Irak que él mismo comenzó. Las consecuencias de la crisis están provocando que se tomen medidas tan extraordinarias que no se recuerdan similares desde la Gran Depresión de 1929.
El diario El País, al que sabéis que suelo recurrir para mostrar la actualidad relacionada con la Historia, publicaba el día 31 de marzo una noticia de agencias en la que se recogía la inquietud de las autoridades económicas de Estados Unidos traducida en una amplia reforma de la reglamentación financiera. Corto y pego la versión texto de la noticia, en especial para los alumnos de Historia del Mundo Contemporáneo de 1º de Bachillerato con los que empiezo ahora el estudio del Crack del 29.
(La imagen, Migrant Mother, fue realizada por Dorothea Lange en marzo de 1936 en Nipomo, California. Se trata de Florence Owens Thompson, de 32 años, madre de 7 hijos, y en ella se retrata la situación de los desposeídos cosechadores de arvejas).

EE UU emprende la mayor reforma
de los mercados desde la Gran Depresión

La Fed ve reforzadas sus competencias para examinar las cuentas de cualquier compañía que suponga una amenaza para el sistema financiero

ELPAIS.com / AGENCIAS / Madrid / Economía / 31-03-2008

EE UU ha emprendido una amplia reforma de la reglamentación financiera, la mayor desde los años 30 cuando el país tuvo que afrontar la Gran Depresión. El secretario del Tesoro, Henry Paulson, ha destacado este lunes que la nueva legislación pretende hacer frente a la complejidad del sistema financiero moderno y a los desafíos de la globalización. El papel de la autoridad monetaria, la Reserva Federal (Fed por sus siglas en inglés) sale reforzado.

La Reserva Federal se convertirá de hecho en regulador de la estabilidad de los mercados y estará facultada para examinar las cuentas de cualquier empresa que suponga una amenaza potencial para el sistema financiero.

Algunos analistas han afirmado que la actual crisis en el sector inmobiliario ha precipitado la reforma pero Paulson ha asegurado que la legislación actual había conducido al caos y que las nuevas medidas no se implementarán hasta que se resuelvan las dificultades en los mercados.

"Nuestra estructura de reglamentación actual no está construida para hacer frente al sistema financiero moderno, con sus diversos actores, su innovación, la complejidad de sus instrumentos financieros y la globalización", ha afirmado Paulson en su discurso. El responsable del Tesoro ha afirmado que el grueso de la legislación actual estaba diseñado para afrontar la Gran Depresión y que dichas leyes tenían su lógica entonces. "Si vemos la marcha de los mercados financieros hoy día, la falta de visión de conjunto está clara", ha remachado.

Paulson ha descrito las grandes líneas de su ambicioso proyecto, filtrado ya en parte durante el fin de semana por la prensa de EE UU. La medida más llamativa es la de confiar a la Reserva Federal una misión muy reforzada para supervisar el sistema financiero y las cuentas de las empresas. "Como los acontecimientos recientes han demostrado, la protección de las inversiones y la estabilidad de los mercados son elementos determinantes para la competitividad", ha afirmado.

Una comisión para supervisar las hipotecas

El amplio paquete de medidas adoptadas se dividen en tres grupos: las que se van a tomar a corto plazo, a medio plazo y a largo.

Para el presente más inmediato, está previsto modernizar el papel del Grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre los mercados financieros para incluir toda la información ligada al sector (protección de los inversores y de los consumidores, riesgos para el sistema); la puesta en marcha de una comisión de supervisión de préstamos hipotecarios; y reforzar la autoridad de la Fed para obtener ciertas informaciones de los bancos de inversión.

A medio plazo, se quiere fusionar la Securities and Exchange Comisión (SEC), autoridad de regulación de los mercados financieros, y la Commodity Futures Trading Comisión, reguladora de los mercados de materias primas. Desaparecerá la Office of Thrift Supervisión, encargada de supervisar los préstamos y depósitos de las cajas de ahorro; aumentarán los poderes de la Fed para supervisar los instituciones especializadas en los reglamentos y las transferencias; y se reforzará la reglamentación del sector de los seguros, en la actualidad atribuida a los Estados.

Una tarea de muchos años

Por último, a largo plazo se creará una estructura de reglamentación enteramente nueva poniendo en marcha varias agencias para eliminar las duplicidades y colmar las lagunas de la legislación actual; y se dará a la Reserva Federal poderes considerablemente mayores sobre el sistema financiero, incluyendo los bancos de inversión, compañías de seguros y fondos de inversión de riesgo. La Fed podría investigar a estas empresas e imponer sanciones si la estabilidad financiera estuviera amenazada.

La revisión del sistema, plasmada en un informe de 218 páginas, fue iniciada en marzo del año pasado, en vísperas de la aparición de los primeros signos de graves problemas en los mercados.

Paulson ha subrayado que la propuesta, que requiere la aprobación del Congreso, será una tarea de muchos años, con lo que pasará a las manos de quien gane las próximas elecciones presidenciales.

4 comentarios:

manzacosas dijo...

Hola. Sí. Leí el artículo de El País, como leo todo lo que se publica de economía que cae en mis manos. Pero no creo que vayamos a volver o a ver otra crisis como la del 29. Las circunstancias son totalmente diferentes. En lo que concierne al Sr. Bush, su metedura de pata con Irak es lo que de verdad está pagando todo el mundo. La experiencia enseña que los yanquis trasladan sus problemas a los demás y al final los pagamos todos. Cuando las cosas les van bien a los yanquis, se forran; cuando les van mal, lo pagamos nosotros. Siempre ha sido así. Por algo se habla del imperialismo económico yanqui. Un saludo

manzacosas dijo...

Hola. Otra vez soy yo. No me llames pesado. Es que he repasado por encima las entradas viejas tuyas y lo único que lamento es no haberla visto antes. Son muy interesantes y veo que las siguen alumnos tuyos. Tienes rigor histórico y debes mantenerlo. Un saludo. Manzacosas

Sergio dijo...

Ola Pabloo

pos na que el tema este de estados unidos me parece muy inresanteee xQ la llevan clara..1€ = 1.57 $
pero bueno...demomento nos viene mejor a nosotros yo me estoy inchando a comprar cosas x internet que son en dolares xq es un chollo...xD

x ciertoo cambia la horaaa del relojj.

Asta el lunes no nos vemos que mañana nos tenemos clasee.

Un saludoooo

Pablo Méndez S. dijo...

Gracias, Manzacosas. Sabes que es reconfortante que se aprecie el esfuerzo. Intento transmitir a mis alumnos que la Historia es una ciencia amplia, donde no caben interpretaciones rígidas ni deterministas. Por eso hay que entenderla, no aprenderla de memoria, práctica que, afortunadamente, va desapareciendo de nuestras aulas. Gracias de nuevo. Y de pesado nada, todo lo contrario.
Y a ti Sergio agradecerte también que hayas leído la entrada (y de paso pedirte que cuides un poco la ortografía...) El lunes nos vemos.