domingo, 26 de abril de 2009

Senderos de gloria

Con tan sólo 28 años Stanley Kubrick firmaba una película imprescindible, una obra maestra ambientada en la Primera Guerra Mundial: 'Senderos de gloria'. Es un trabajo sin fisuras, donde la maestría de Kubrick para retratar personajes en situaciones límites asombra. A esta película recurro casi todos los años para traducir en imágenes la Gran Guerra, una carnicería dirigida por incompetentes con conceptos bélicos decimonónicos y que, sin embargo, fue celebrada con patiótico alborozo en los países contendientes cuando se declararon las hostilidades en el verano de 1914.
Sabéis que prefiero remitirme a aquellas páginas que ofrecen valiosa información sobre un tema en vez de repetir lo ya escrito por otros. Por eso os recomiendo que visitéis esta página de Educahistoria dedicada a la película, y este blog que se centra exclusivamente en la Primera Guerra Mundial, y que me parece muy interesante.
Respecto a imágenes, he estado tentado de colgar aquí el homenaje que el programa de La 2 'Días de cine' realizó a la película en su quincuagésimo aniversario, un reportaje que considero que merece la pena pero, AVISO, creo que destripa un poco la película para quien no la haya visto. Pero si alguien quiere el enlace, este es. Por ello, me he decidido por el avance cinematográfico original del filme, que transmite esa intensidad que tiene la película. Espero que disfrutéis.



2 comentarios:

M@riel dijo...

Una obra mestra, sin ninguna duda. Kubrick no es uno de mis directores favoritos pero, dentro de su filmografía, reconozco que ésta es una de las mejores. Y, refiriéndome ya a la historia del cine, una obra maestra.
Saludos.

Alberto Gamarra dijo...

La obra de Kubrick refleja a la perfección la llamada fatiga del soldado, es decir la presión psicológica a la que se veían sometidos aquellos que permanecían durante meses en el barro, con enfermedades infecciosas y respiratorias, con pulgas y ratas, etc...Además del constante martilleo de los obuses.

Lo único a criticar sería la actuación de Kirk Douglas, en algunos momentos parecía un poco forzado.

Un saludo