miércoles, 27 de febrero de 2008

GI (III): Heridas de otra guerra

El diario El País publica un interesante artículo dedicado a las restauraciones que se están llevando a cabo en las obras de Goya La carga de los Mamelucos y Los fusilamientos del Tres de Mayo, del que tengo pendiente una entrada exclusiva. Se trata de los desperfectos que sufrieron los cuadros en plena Guerra Civil cuando fueron trasladados de Valencia a Barcelona siguiendo los pasos del Gobierno de la República.
De todo el artículo, llama la atención el dato que ofrece el despiece titulado 'Destellos', en el que se da cuenta de la identidad del protagonista de Los fusilamientos...: según Juan Manuel Sánchez Ríos, quien ha dedicado años de estudio al tema de los acontecimientos de la montaña del Príncipe Pío, aquel personaje que abre horrorizado los brazos a punto de ser fusilado se llamaba Martín de Ruzcabado (o Ruzcavado, según donde se mire).
Las restauraciones pretenden dejar los lienzos preparados en las mejores condiciones para la próxima exposición que se prepara en el Museo del Prado titulada Goya y los años de la guerra, y que estará abierta entre el 14 de abril y el 13 de julio dentro de la conmemoración del Bicentenario de la Guerra de la Independencia.
Creo que el contenido de todo artículo es muy recomendable.

4 comentarios:

manzacosas dijo...

Hola. Sí. Leí el artículo y me gustó. Sobre los mamelucos, una de las interpretaciones, y creo que acertada, es que Goya retrata la cara de asombro de uno que sabe va a ser descabalgado, pisoteado y matado por la plebe madrileña que no aguantaba a los extranjeros. Los mamelucos eran mercenarios de élite de la época, y allí se los cargaron a todos (siempre según esa interpretación, que para mí es correcta. Un saludo. Manzacosas

Christian AM dijo...

Soy un alumno tuyo de 4ºESO A. Tu blog es bantante chulo.

*carol_92* dijo...

¡¡Hola!!

Pues aquí estoy pasándome :)

Un besazooo

Alberto Gamarra dijo...

Para cuando otro post, Pablo.
Salu2